“¿Para un país de 16 millones de personas hacen falta 36 ministerios?”

“¿Para un país de 16 millones de personas hacen falta 36 ministerios?”
Share

El panel “Perspectivas Económicas del Ecuador 2016”, organizado por la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) y la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), tuvo lugar el pasado 28 de enero en la USFQ. El evento reunió a analistas y académicos de alto nivel para problematizar la situación actual del país. Por parte de la UEES, Alberto Dahik y Jorge Calderón, mientras que como representantes de la USFQ estuvieron presentes los profesores Pablo Vega, Sebastián Oleas y Santiago José Gangotena.

Aula Magna entrevistó a Vega y Oleas sobre el evento.

Juan Pablo Vega y Sebastián Oleas
Juan Pablo Vega y Sebastián Oleas

¿Cuál es la proyección económica del mundo y en especial de Latinoamérica para el 2016?

Pablo Vega: En cuanto a las perspectivas de crecimiento mundial, todos los organismos internacionales señalan que van a ser bajas, o más bajas, que las de este año. Y en concreto Latinoamérica va a tener crecimiento negativo. Por otra parte está China que ha crecido menos, mientas que Europa y Japón que presentan crecimientos débiles. Esto implica menos demanda, sobre todo de materias primas; y Latinoamérica en una gran parte depende de la exportación materias primas. El otro problema es el sobre abastecimiento en los mercados de materias primas.

¿Esto se relaciona a la caída del precio del petróleo?

PV: Existe una fuerza de oferta y una fuerza de demanda. La cantidad de petróleo en el mercado ha aumentado desde que EE.UU. se convirtió en agente principal en la producción de petróleo, el aumento de oferta de Arabia Saudí y el ingreso de Irán al mercado.

Sebastián Oleas: Por otra parte, está el tema de la demanda: EE.UU. ya no es comprador de petróleo, sino que exporta; y China que crece a menor ritmo y por lo tanto necesita menos petróleo. Entonces hay un exceso de oferta y una contracción de demanda.

¿Subirá en algún momento el precio del petróleo otra vez?

SO: Eventualmente podría pasar y sería demasiado aventurero decir: ‘¡No, no va a subir nunca!’; pero tal como están las cosas es difícil que vuelva a los niveles que estaba. Y las perspectivas de crecimiento dan a la baja. Según el banco británico Standard Chartered, el precio más bajo que alcanzaría el barril de petróleo es de $10. La predicción más alta es de $40.

¿Cómo afecta esto al Ecuador?

SO: Si tu principal producto de exportación pierde valor, como país recibimos menos ingresos. Y el que administra estos recursos es el gobierno. Y éste se ha vuelto un actor fundamental en la economía como un agente gastador. Si de pronto el gobierno se queda sin recursos, el resto de la economía también se queda sin recursos. Entonces, si el gobierno gasta menos, nosotros también gastamos menos. Y como gastamos menos, el resto de la economía produce menos.

 

¿Qué medidas ha tomado el Gobierno frente a esta situación?

PV: De momento el gobierno no ha anunciado qué paquete de medidas va a tomar para aplacar la crisis.

SO: Hablaron (el gobierno) de la optimización del gasto público… habría que ver cómo entiendes ese gasto.

PV: ¿Para un país de 16 millones de personas hacen falta 36 ministerios? ¿Hace falta usar tantos recursos del PIB para gestionar lo público? Imagínate que nos hubiéramos ahorrado 2% (del PIB) del 2009 al 2015, tendríamos un fondo de 14% del PIB que equivaldrían a 14 mil millones de dólares.

¿Cuáles son las posibles soluciones?

PV: Un poco de contexto: el gobierno necesita financiar un déficit presupuestario de alrededor del 10%. Entonces, primero, pedir prestado en los mercados internacionales a un 17% de interés sería muy elevado. Segundo, no se tiene un Banco Central que pueda imprimir dinero para comprar la deuda, que tampoco es deseable. Tercero, ciertas vías de financiación como China y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) puede que se estén agotando, pues a China se le debe aprox. 6.4 mil millones y al BID unos 4 mil millones. En este escenario solo queda acceder a un préstamo del Fondo Monetario Internacional o del Banco Mundial que darían crédito a una tasa de interés menor que la del mercado, pero a cambio de reformas que el estado debe cumplir. Otras medidas pasan por reformas dolorosas como racionalizar el gasto público y subir impuestos. El problema que tienen estas medidas es que son recesivas, aunque sean necesarias.

PV: Yo iría también por la mejora de productividad. Las crisis son una oportunidad para replantearse muchos procesos productivos y ser más eficientes. Por otro lado, hay una adicción al subsidio.

SO: La gente se queja de los subsidios, pero hay que preguntarle si está dispuesta a renunciar a la gasolina de $2.00 o el cilindro de gas a $2,60.

PV: Cuando es tan barato todo, o te lo regalan, se hace mal uso. Esto nos hace ineficientes, porque tienes una ayuda. ‘Puedo ser un poquito peor que el resto porque el gobierno me paga la gasolina, el diésel, el gas, la electricidad…’.

SO: No tengo incentivo para mejorar porque hay alguien más que está pagando mi ineficiencia. Es una sociedad acostumbrada a vivir subsidiada.

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *