Entrevista a Mauricio Pinto

Usted es uno de los empresarios más exitosos del país y su empresa hoy es gerenciada por la cuarta generación. ¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas que cree que ha tenido la dolarización comparando los últimos 20 años con los 85 años previos de la existencia de su empresa?

La palabra exitoso es bien difícil de definir. En la vida de una empresa, para que sea exitosa, el éxito debe estar siempre presente, perseverar a lo largo del tiempo. Una empresa como la nuestra ha tenido varias etapas de crisis. La típica figura de periodos de subida y de caída, que duran más o menos 20 años.

Yo soy de aquellos empresarios que cree que en un entorno malo no se puede vivir bien. ¿Por qué digo esto? La dolarización fue una solución a un problema grave que tenía el país: un país que a lo largo de su historia corregía sus errores a través de devaluaciones. Al corregir los errores de esta manera, el que terminaba pagando la cuenta era el que menos tenía. Por esto es la historia de que siempre los gobiernos fueron empujados, influenciados por los grandes exportadores del país, especialmente los de la costa. Mayoritariamente estos exportadores eran los de banano, cacao, o café. Cuando subían los costos, la manera de volver a tener una corrección adecuada era empobreciendo a la gente mediante devaluaciones. Entonces desde ese punto de vista la dolarización trajo una fórmula que no permite ese juego. Evidentemente eso es un bien para todos.

Ahora, el problema de tener una moneda rígida como el dólar es que uno tiene que cuidar muchísimo una cantidad de factores para que no se disparen los costos internos. El principal de estos es el salario,  por que esto podría ponerle al país en una situación de perder empleo formal. Los últimos 10 años de excesos ocasionaron precisamente eso. El beneficio más grande de la dolarización es que la gente tenga estabilidad, que  tenga una mejor posibilidad de compra y calidad de vida.

Algunas personas sostienen que la dolarización le ha vuelto caro al Ecuador ¿cuál es su criterio?

Como mencione en el primer punto es caro producir, pero ahí tengo algunos argumentos que van en contraposición de ésta idea. Ejemplos de esto en el mundo hay un montón y uno fácil de entender es Europa con el euro. Previamente era el banco central Alemán el que manejaba la economía Europea; y le seguían el juego los italianos, los españoles, etc. Por esto Europa adoptó una moneda para que los gobiernos no jueguen con las monedas. Este fue un acuerdo de largo plazo en el que los países tenían que cumplir ciertas condiciones, porque cada país tiene diferente nivel de desarrollo. Un ejemplo que me gusta citar es España y Portugal. Tienen una moneda que no es propia, porque hay que acordarse de que el Euro no es sino el marco alemán disfrazado.  España y Portugal, desde la adopción del euro, han experimentado un proceso de encarecimiento muy grande. No es precisamente a través de los salarios. El salario es un efecto, y puede hacer a un país más caro o más barato, pero el tema es la productividad. Es decir, no es que a las empresas les cuesta muy caro sus empleados, es que el empleado no es lo suficientemente eficiente para ganar lo que está ganando.

Su empresa tiene presencia también en Colombia y en Perú, que no están dolarizados, ¿cuál de los sistemas aplicados en los tres países le parece el más conveniente?

Los tres países están prácticamente dolarizados. En el Perú desde hace más de 20 años, el Banco Central no deja que se le escape la moneda, entonces interviene para que el tipo de cambio sea estable. Esta es una manera de hacer que los gastos fiscales no sean más que los ingresos fiscales. Sin embargo, no hay confianza plena en la moneda. No hay que olvidar que la moneda no es sino un papel de cambio, donde la confianza es lo más importante. Cuando la gente quiere ahorrar se va al dólar. En el Perú, se manejan las dos monedas por igual. Tu puedes ir a un cajero automático  y puedes tener retiros en dólares y soles. Es un sistema bimonetario, es una dolarización disfrazada, para mantener ese criterio de la independencia, la soberanía y todo ese cuento.

Colombia, por otro lado, ha tenido varios problemas con el manejo de la moneda y sigue con este juego, no tan grande como tuvimos nosotros, de la devaluación. Esto es complicado para un empresario ya que el salario de los empleados depende de la inflación y la devaluación. Esto hace la gente no tenga la estabilidad necesaria para poder pensar a largo plazo.

¿Cuanto tiempo de vida adicional le pronostica a la dolarización y que le podría poner en riesgo?

Yo creo que no tiene peligro, porque el candidato mas fuerte que tiene este país sin duda es el dólar. La gente ya se acostumbro a la estabilidad del dólar. Pero evidentemente hay personas que todavía quisieran ver los sucres para poder manipular los costos.

Alguna gente dice que por la dolarización el Ecuador está condenado a tener bajo crecimiento económico durante los próximos años. ¿Usted que opina?

Vuelvo a los ejemplos Europeos, si uno ve Portugal, España, ve los otros países chiquitos, ninguno está condenado a tener un bajo crecimiento económico si se hacen bien las cosas.

¿Que les recomendaría usted a los alumnos de la universidad para poder tener una vida profesional o empresarial exitosa como la suya?

Nuevamente, el éxito es relativo. El tema es uno, la constancia. Pero antes de la constancia, es saber qué se quiere hacer, dónde te ubicas en el universo. Quieres ser empresario, tienes que ser empresario. Quieres ser profesional, tienes que jugar a profesional. Esto de cambiarse de una cosa a otra no es bueno. Hay una tendencia ahora de que si no me gustó una cosa, me meto a otra, especialmente los millenials. Ahí es donde no se puede tener excelencia si existe ese cambio permanente. Uno no es productivo durante toda la vida, hay edades en que se te pasó el tren y ya no llegas. Yo diría que lo que tienen que hacer es saber qué quieren, tener perseverancia y el pensamiento a futuro para alcanzarlo. Esta es la otra cosa que esta faltando en la juventud; quieren tener todo hoy.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *