Un muro para conmemorar la semana de la libertad

El 9 de noviembre de 1989, cae el Muro de Berlín. Treinta años después, en diferentes partes del mundo se conmemora el acontecimiento. La Universidad San Francisco de Quito lo hizo durante la semana del 11 de noviembre, con diferentes charlas y actividades. La semana de la libertad empezó con la construcción de un muro en el hall principal.

Tatiana Macias Muentes, profesora de economía del Colegio de Administración y Economía (CADE) el cual se encarga cada año de la Semana de la libertad, nos comparte él porque del muro: “Lo que queremos hacer con este muro es simular lo que vivieron los ciudadanos de Berlín hace algunos años y que marcó un hito histórico entre un antes y un después para la lucha de la libertad, para que los estudiantes vean lo difícil que es que un muro interrumpa tu camino, tu vida y divida un área con otra”. Es por eso que mediante el muro apelaron a que los estudiantes y personal de la USFQ sientieran esa limitación al andar por la universidad y valoren esa pequeña libertad, que por cuatro días les hizo falta. “Una de las cosas más importantes con respecto a la libertad, es entender que el precio de la misma es su constante y permanente vigilancia, porque cuando tú tienes la libertad no la valoras, pero cuando te hace falta, ahí te das cuenta de su significado”, asegura Tatiana.

Los estudiantes también formaron parte de esta dinámica, podían colocar su propio bloque con alguna frase que represente para ellos lo que es la libertad. Algunos ejemplos de las frases que los estudiantes impregnaron fueron: “solo aquel que sea capaz de superar sus miedos, será capaz de ser libre”, “la libertad solo es valorada cuando se la pierde”, “ser libre es soñar” y “la libertad es un arte comunicativo”. El jueves 14 de octubre tomó lugar la caída del muro. 

Una breve explicación sobre el muro de Berlín

Tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania se dividió por la influencia de tres países (Estados Unidos, Francia y Reino Unido) y la Unión Soviética. Para 1949, Alemania estaba partida en dos. Por un lado, la República Federal de Alemania, liderada por un modelo capitalista de los Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Y, por otro lado, la República Democrática Alemana, liderada por el modelo comunista de la Unión Soviética. Según la página oficial del muro de Berlín, entre 1949 y 1961, se estimó que 2,7 millones de personas abandonaron la República Democrática Alemana. Por ellos, autoridades comunistas ordenaron que se construya un muro que divida el Este del Oeste. El muro de Berlín dividió a toda la ciudad por casi tres décadas. “El Alemania, este muro dividía una familia de la otra, dividía amigos, comercio, actividades económicas y entre otras cosas más”, comenta Tatiana.  

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *