El Foro de Sao Paulo, el grupo detrás del caos en Ecuador y Chile

El populismo que actualmente estamos viviendo en Latinoamérica tiene una fecha de nacimiento y es el Foro de Sao Paulo en 1990. La caída del muro de Berlín debilitó a la Unión Soviética y Fidel Castro se dio cuenta de que ya no iba a ser ayudado por ellos. Por esto decidió elegir a un joven carismático y apuesto, Ignacio Lula Da Silva. Juntos organizan en 1990 en Brasil el primer Foro de Sao Paulo. En este primer foro asisten todos los partidos comunistas, guerrilleros marxistas y sindicalistas de izquierda de la región Latinoamericana. Esto significaba que si tú eres comunista en lugar de agarrar un fusil e irte a la montaña podías formar tu partido presentarte a elecciones y que el pueblo vote por ti.

El problema se volvió en cómo hacer para que la gente vote por comunismo en pleno año 90 cuando recientemente se desploma el muro de Berlín y se descubre que más de 100 millones de seres humanos han muerto víctimas del comunismo. Pero, para poder llegar al poder se debía manipular la democracia. Esto no se trataba de la lucha violenta, sino de llegar al poder por medio de lavar cabezas. Y esto se hizo en el cine, en el teatro, en la música, en la escuela, en la iglesia, en la casa, en la familia, en las conversaciones, en los clubes de lectura, en lo que se lee. Entonces esta hegemonía cultural o lavado de cerebro es la que gesta el Foro de Sao Paulo en 1990, para manipular la democracia. Ahí es donde el populismo sale de raíz. Es decir, un discurso que habla de cosas gratis, dividir a la sociedad con odio y acabar con las instituciones.

 

El Foro de Sao Paulo se reúne anualmente. Su última reunión fue en Caracas, Venezuela. El pasado 20 de octubre, el presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró durante el cierre del I Congreso Internacional de Comunas, Movimientos Sociales y Poder Popular que el plan del Foro de Sao Paulo se está cumpliendo. “Ustedes me entienden. Todas las metas las estamos cumpliendo una por una, el plan va en pleno desarrollo. Vamos mejor de lo que pensábamos”, dijo. Eso prueba lo que dijo el presidente chileno Sebastián Piñera ese mismo día en referencia a una crisis chilena similar a la que vivimos en el Ecuador hace algunas semanas . “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta nada ni a nadie y su único propósito de producir es provocar el mayor daño posible. Estamos muy conscientes que tienen grados de organización logística propia de una organización criminal”, dijo.

 

Uno de los individuos que nos prueba que lo que está pasando en Ecuador y Chile es algo provocado por el Foro de Sao Paulo es Diosdado Cabello, una figura muy relevante dentro del chavismo, del socialismo venezolano. Cabello nos advierte que “lo que está pasando es apenas la brisita, ahora viene el huracán bolivariano”. También añadió que van a hacer que esto explote en otros países latinos que dice que están sobrecargados de neoliberalismo. Además, el Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio acusó al Foro de Sao Paulo de incentivar las violentas protestas en Chile y Ecuador, y dijo que tiene pruebas de esto. La Organización de Estados Americanos dice en un comunicado de prensa que “las actuales corrientes de desestabilización de los sistemas políticos del continente tienen su origen en la estrategia de las dictaduras bolivariana y cubana que buscan nuevamente reposicionarse. No a través de un proceso de reinstitucionalización y redemocratización, sino a través de su vieja metodología de exportar polarización y malas prácticas”.

 

Las palabras de Maduro, Cabello, Piñera y la organización de Estados Americanos nos demuestran que los acontecimientos vividos en Ecuador y Chile estas últimas semanas son el producto de un grupo terrorista con la misión de desestabilizar a nuestro país por medio de vandalismo y crimen organizado pintado como protesta “pacífica” de las medidas tomadas por los gobiernos.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *