Retención Universitaria: el papel de la familia

Autor: María Cristina Crespo A. 

Para hablar de retención universitaria debemos comprender primero la problemática de la deserción. La deserción universitaria es un problema complejo que involucra todos los factores que inciden para que los estudiantes no concluyan sus estudios una vez que los iniciaron. La deserción universitaria afecta de manera importante a nuestro contexto educativo.​

¿Qué puede hacer la familia para ayudar a los jóvenes universitarios a mantenerse en la universidad e incrementar la retención?

Considerando la importancia de incrementar la retención estudiantil, a continuación, algunas recomendaciones para el núcleo familiar del estudiante que pueden influir en su permanencia y éxito académico. Los padres y otros familiares tienen un rol importante, que implica no solo apoyar a los jóvenes a nivel económico, sino en lo psicológico y emocional. Muchos jóvenes que ingresan a la universidad experimentan dificultades para adaptarse a este nuevo reto y pueden llegar a tener altos niveles de estrés y no siempre cuentan con las habilidades emocionales, académicas y sociales para integrarse. Algunas recomendaciones para los padres:

Hable con sus hijos y no los deje solos: Lo mejor que pueden hacer los padres es mostrarse atentos a la situación de sus hijos (que estén en la Universidad no significa que no nos necesiten); es necesario ofrecerles momentos para conversar sobre cómo están avanzando en los estudios y hacerles saber que tienen apoyo de su familia y comunidad. El apoyo social (contar con grupos de amigos, familia y compañeros que se preocupan por nosotros) es fundamental para enfrentar momentos de estrés y cambio.

No les imponga la carrera universitaria: Los padres queremos lo mejor para nuestros hijos y para muchos, eso implica que sigan la carrera que nosotros consideramos es la adecuada para ellos. Debemos recordar que cada joven debe escoger su futuro y si le obligamos a estudiar algo que no responde a sus intereses y no les motiva, es muy probable que se retiren.

Ayúdeles a encontrar recursos: Cuando una persona enfrenta altos niveles de estrés, deja de ver los recursos con los que cuenta. Los recursos no son solo económicos, es importante orientar a los chicos para que conozcan los recursos que su universidad o la comunidad les ofrece (por ejemplo, servicios de tutoría en caso de problemas académicos, ayuda psicológica para enfrentar problemas emocionales, clubes de estudiantes para reforzar sus contactos sociales). 

Discuta con ellos sus hábitos de estudio: muchos jóvenes tienen dificultades para enfrentar la exigencia de la universidad. Es muy importante que dediquen un número de horas al día para hacer deberes, adelantar trabajos, organizar material. También requieren contar con un sistema para organizarse (una agenda, un calendario), así nunca se perderán una clase ni entregarán tarde un deber.

Evitar el problema no lo soluciona: es muy importante que los jóvenes sepan que cuando encuentren problemas la peor estrategia es evitarlos: muchos estudiantes cuando tienen malas calificaciones en una clase o no entienden al profesor, simplemente dejan de asistir, lo que agrava el problema. Buscar soluciones y recursos es una estrategia mucho más inteligente

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *