¿Por qué es importante reducir nuestra huella de carbono?

Los impactos del cambio climático se pueden sentir en todo el planeta. El “Big Freeze” en Florida, tormentas e inundaciones repentinas en Japón, el hundimiento de la tierra agrícola en Bangladesh, olas de calor en Europa y en el Ártico son algunas de las catástrofes ambientales que se han vivido alrededor del mundo en lo que va del año.

“El planeta nos está mandando tantas señales de que no estamos balanceados con el clima y esto se debe a nuestras emisiones de co2”, explica Judith Denkinger, Profesora de Ecología y Ecología Marina de la Universidad San Francisco de Quito. De acuerdo con los últimos estudios de la NASA, hoy en día los niveles de dióxido de carbono en el aire están en su punto más alto desde hace 650,000 años, la temperatura global se ha elevado 0.8° Celsius desde 1880 y dos cuartas partes de este calentamiento se ha producido desde el 2001.

Según Denkinger, una de las principales causas del cambio climático es nuestro consumo, “no nos preocupamos de dónde vienen los productos ni a donde van”. El estilo de vida que lleva la mayoría de gente nos lleva a disponer de productos desechables y de vida de uso corto como son nuestros cepillos dentales, fundas del supermercado, botellas de plástico, recipientes de productos de higiene, entre otros. El plástico es un material práctico y barato, pero está compuesto por elementos tóxicos que causan enfermedades y además tarda años en descomponerse.

Consumir productos plásticos sin que se reciclen o reutilicen tiene sus consecuencias, es posible que se acumule y encuentre su camino a nuestros océanos, donde se encuentran diariamente alrededor de 8 millones de piezas de plástico. Pero tranquilos, hoy es el mejor día para cambiar nuestras acciones diarias y evitar la contaminación y la degeneración de ecosistemas. “Es fácil y saludable, cuando cambiamos ganamos calidad de vida. Si dejamos de usar herbicidas, pesticidas, plásticos y simplemente usamos productos bio degradables y orgánicos, y empezamos a tener todo un sistema circular, ayudamos un montón al planeta”, asegura Denkinger.

Lo más posible es que, como yo, aún no tengas claro como tus decisiones diarias están afectando al planeta, para esto te recomendamos utilizar una “Footprint Calculator” la cual te permite calcular tus emisiones diarias de dióxido de carbono y observar en que área debes reducir tu impacto. Por ejemplo, Judith realiza un viaje a Alemania cada año, este aumenta significativamente su huella de carbono, es por esto que para compensar su impacto ella siembra un árbol por cada vuelo intercontinental. De la misma manera puedes encontrar maneras creativas para llevar un estilo de vida más sostenible y eco-amigable. Algunas ideas para comenzar pueden ser: comprar ropa en pulgueros, utilizar productos biodegradables, reducir el consumo de carnes, tomar el bus, caminar o ciclear a tu destino, plantar un jardín en tu casa, entre otras actividades que a pesar de que parezcan mínimas, realmente causan un impacto positivo con el medio ambiente.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *