Ola Bini, el presunto hacker sueco en Ecuador

El 12 de abril del presente año, alrededor del mediodía, el presunto hacker sueco Ola Bini se encontraba camino al aeropuerto de Quito. El día anterior, su amigo Julian Assange fue arrestado en la embajada ecuatoriana de Londres y la Ministra del Interior, María Paula Romo, emitió un comunicado asegurando que La Fiscalía se encuentra en busca de dos hackers rusos en Ecuador.  Por eso, Ola Bini ya tenía un presentimiento de que vendrían por él. Para las 20h18, ya se encontraba en el control del equipaje y diez minutos más tarde llegó la orden de La Fiscalía. El presunto hacker no logró salir del territorio ecuatoriano. 

Ola Bini se dirigía a Japón. Según declaró, viajaba para aprender artes marciales, pero no llevaba ningún implemento relacionado con el deporte en su maleta. La Fiscalía encontró e incautó sesentaicinco equipos del equipaje de Ola Bini. Treintaicuatro equipos estaban encriptados y solo se ha logrado el acceso en ocho. Sin embargo, La Fiscalía halló varias pruebas en contra de Ola Bini, principalmente en el contenido de su teléfono móvil. Por ejemplo, conversaciones con unos de sus socios, Francisco Martín, en donde mencionan a Ricardo Patiño y al “Mashi”. También, fotografías con Andrew Mueller, hacker alemán.

El presunto hacker sueco se encuentra en el país desde el 2013. Traslado su empresa “Centro de Autonomía Digital (CAD)” de Brasil a Ecuador. Según Ola Bini, CAD es una compañía sin fines de lucro, aunque en los últimos cuatro años, la empresa hizo movimientos de 22 millones de dólares. Igual, La Fiscalía encontró facturas de valores elevados con empresas españolas, las cuales no fueron declaradas al SRI. El hacker evadió impuestos. 

Ola Bini es acusado de infiltrarse en la base de datos de la compañía CNT el 6 de octubre del 2015. Una de las principales pruebas que tiene La Fiscalía es una fotografía del celular del hacker donde se muestra la pantalla de una computadora intentando entrar al sistema de CNT. La misma fotografía la envió a su cómplice, el Ing. en Sistemas Marco Argüello. La Fiscalía confirma que Ola Bini también contaba con un infiltrado en CNT, que hasta el momento se desconoce su identidad.

En los meses que estuvo detenido, Ola Bini se declaró inocente, asegurando que está encerrado solo por ser amigo de Julian Assange. Pero, a lo largo de la estadía de Assange en la embajada ecuatoriana de Londres, Ola Bini lo visitó 11 veces, razón por la que las autoridades sospechan de esta relación.

Cuando La Fiscalía le hace preguntas al hacker sueco, este comenta que no puede hablar inglés ni español, lo cual es mentira, porque ha dado varias conferencias en inglés y ha mantenido conversaciones en español. El día que La Fiscalía llevó una traductora sueca, Ola Bini optó por su derecho a permanecer en silencio. El hacker no ha dado respuestas a todas las pruebas que lo incriminan.

Ahora, solo queda esperar a la Preparatoria del Juicio que será el 10 de octubre, para saber con qué argumentos se defenderá Ola Bini y cuál será su destino. 

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *